Saltar al contenido
Decogas
Contacta con la central
Teléfono91 029 91 15
Emailinfo@decogas.com
Calle Almendros, 8 Local 6A (28821) Coslada, Madrid

Funcionamiento del aire acondicionado: ¿cómo alcanza la temperatura que queremos?

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el funcionamiento del aire acondicionado? En este post te explicamos cuáles son los pasos que realiza este sistema para extraer el calor de la estancia y mantener el máximo confort en la vivienda.

Componentes del aire acondicionado

Para saber cómo funciona un aire acondicionado, lo primero que debes saber es cuáles son sus componentes.

  • Unidad interior: este espacio, también denominado Split, incluye un evaporador de donde se extrae el aire caliente de la estancia y, mediante un ventilador, permite la distribución del aire frío.
  • Unidad exterior: contiene el compresor, el condensador y la válvula de expansión. El condensador es el encargado de pasar el gas refrigerante a líquido y este espacio se encarga de expulsar el calor al exterior de la vivienda.
  • Gases refrigerantes: modifican su estado de líquido a gaseoso absorbiendo, para conseguirlo, el calor excesivo de la habitación.
  • Termostato: te permite regular el funcionamiento del aire acondicionado y, además, se apagará cuando se logre la temperatura deseada.

Mujer activando el funcionamiento del aire acondicionado

Además, es muy importante realizar un buen mantenimiento del aire acondicionado para que estos componentes funcionen de la mejor forma posible.

¿Cómo funciona el aire acondicionado?

El funcionamiento del aire acondicionado está basado en los principios de la termodinámica; es decir, establece que si dos cuerpos con distintas temperaturas contactan entre ellos, el calor o energía se transporta para que ambos tengan la misma temperatura.

Este ciclo se realiza de forma constante para, de esta forma, mantener la temperatura adecuada de la vivienda. A continuación te mostramos los distintos pasos que se llevan a cabo para que un aire acondicionado funcione.

  1. El gas refrigerante entra en el compresor en estado sólido. La fuerza que se ejerce sobre él lo comprime y aumenta su presión.
  2. El gas continúa por el condensador. Allí cambia su estado a líquido y se produce un intercambio térmico; es decir, el líquido cede su calor al aire y sale al exterior mucho más caliente.
  3. El líquido llega a la válvula de expansión. Su objetivo es liberar la presión del gas, produciendo una nueva condensación al estado gaseoso.
  4. Cuando el gas circula por el evaporador, el aire caliente pasa por los ventiladores. El refrigerante absorbe ese calor y expulsa, mediante la unidad Split un aire mucho más frío.
  5. El gas refrigerante vuelve al compresor y ahí se cumplirá todo el ciclo.

Durante todo el funcionamiento del aire acondicionado, la temperatura de la vivienda es más baja y la humedad aumenta; por eso es fundamental elegir un sistema con una unidad interior que tenga un desagüe que expulse esos vapores condensados.

¿Y un aparato con tecnología Inverter?

En la actualidad existen muchos tipos de aires acondicionados; de todos ellos, aquellos que cuentan con la tecnología Inverter tienen un funcionamiento que se regula por la velocidad del compresor; es decir, por un cambio en la frecuencia del ciclo eléctrico.

La tecnología Inverter lo que hace es permitir que el compresor gire constantemente; de esta forma, la sala mantiene la temperatura de la sala de forma homogénea y evitas que el aparato arranque y pare frecuentemente.

Por ello, el funcionamiento del aire acondicionado con tecnología Inverter ofrece un ahorro energético de hasta el 40% en relación a otros sistemas; además, permiten alargar la vida del compresor.

Ya sabes cuál es el funcionamiento del aire acondicionado ahora, ¿a qué esperas para hacerte con el tuyo? Además, en Decogas puedes encontrar la mayor variedad de aparatos, desde los aires acondicionados más pequeños hasta los pensados para enfriar amplias estancias. No lo dudes más y compra el mejor aire acondicionado al precio más bajo en nuestra web.