Saltar al contenido
Decogas
Contacta con la central
Teléfono91 029 91 15
Emailinfo@decogas.com
Calle Almendros, 8 Local 6A (28821) Coslada, Madrid

Suelo radiante o radiadores ¿Qué calefacción elegir?

Manos en el radiador de una casa

El sistema de calefacción perfecto es aquel que te ofrece, al mejor precio, la mayor comodidad y confort. Antes de elegir entre suelo radiante o radiadores, lo mejor es que analices todas sus características, ventajas e inconvenientes.

Diferencias para elegir entre suelo radiante o radiadores

Ambos sistemas de calefacción se pueden emplear en calderas de gas, de Gasóil o de pellet, entre otras, para climatizar un espacio. Aun así, existen diferencias que pueden ayudarte a elegir.

Características del suelo radiante

Es más eficiente y funciona por un sistema de tuberías que lleva el agua, caliente o fría, por toda la vivienda, lo que permite calentar el espacio de forma constante y uniforme; además, lo hace sin variar la humedad relativa del aire y sin alteraciones bruscas de temperatura.

Suelo radiante en una vivienda

El suelo radiante suele combinarse con una bomba de calor y, gracias a su funcionamiento a baja temperatura, permite un mayor confort térmico que asegura un ahorro energético. En este sistema de calefacción, la temperatura ideal para un funcionamiento óptimo se encuentra entre los 30ºC y los 40ºC.

Además, ofrece un mayor aislamiento térmico en el suelo, para poder mejorar la eficiencia energética, incluso en edificios. Su precio es algo más elevado que los radiadores y necesitan realizarse obras en la vivienda para poder instalarlo; por ello, es perfecto para obras nuevas y rehabilitaciones.

Características de los radiadores

Son los más populares para climatizar una vivienda. En este caso, el agua tiene que alcanzar una temperatura cercana a los 80ºC para calentar la estancia, por lo que su utilización supone un mayor gasto energético. Por otro lado, pueden existir radiadores que trabajen a una baja temperatura, pero necesitará entre 55ºC y 60ºC para climatizar el ambiente, superior a la necesaria en el caso del suelo radiante.

Salón de una casa con suelo radiante

También es importante señalar el espacio que ocupan, puesto que se encuentran siempre visibles; por el contrario, a diferencia del suelo radiante, no es necesario realizar grandes obras de instalación para poder disfrutar de ellos.

¿Cuál es mejor?

El espacio y la instalación son dos factores fundamentales para elegir entre el suelo radiante o los radiadores. Por regla general, el suelo radiante es mucho más ventajoso porque ofrece un mayor ahorro energético y no ocupa nada de espacio.

Por eso, si no dispones de espacio en tu vivienda, o te interesa el ahorro energético, lo mejor es que instalar suelo radiante en tu casa. Por el contrario, su instalación requiere la realización de obras mientras que los radiadores no.

Es importante señalar que el suelo radiante tarda más tiempo en alcanzar la temperatura deseada; por ello, lo mejor es optar por los radiadores si vas a apagar y encender tu calefacción con facilidad.

Cuándo elegir suelo radiante o radiadores

A continuación te mostramos unos consejos que te ayudarán a elegir entre suelo radiante o radiadores.

  • Vivienda en construcción: reforma integral o nueva construcción. En ambos casos, si se realiza un levantamiento del pavimento puedes aprovecharlo para instalar suelo radiante.
  • Poco espacio: la instalación de suelo radiante pasará completamente desapercibida y podrás disfrutar al máximo de todos los rincones de tu vivienda.
  • Uso habitual: lo mejor es instalar suelo radiante porque te permite disfrutar de una temperatura homogénea y constante todo el día.
  • Utilización puntual: si solamente estás unas horas en tu vivienda, lo mejor es optar por los radiadores.

Cómo ves, la elección depende de tu vivienda y tus necesidades; además, si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros y nuestros profesionales te ayudarán.