Saltar al contenido
Decogas
Contacta con la central
Teléfono91 029 91 15
Emailinfo@decogas.com

Potencia del aire acondicionado: ¿cuál necesitas?

Uno de los principales factores que debes analizar cuando vas a instalar un sistema de climatización en tu vivienda es cuál es la potencia que necesitas, para no derrochar energía y gastar luz de forma innecesaria; por eso, en este post te ayudamos a saber cuál es la potencia del aire acondicionado que requiere tu vivienda.

Salón con aire acondicionado

¿Qué es la potencia del aire acondicionado?

Existen dos tipos de potencia del aire acondicionado:

  • Potencia eléctrica: aquella que requiere el equipo durante su funcionamiento.
  • Potencia de refrigeración: el resultado de multiplicar el voltaje por la intensidad de corriente nominal en frío. El resultante, en Watios, da la potencia nominal eléctrica del equipo.

Etiqueta Energética y Potencia

La información que incluye la etiqueta energética que permite conocer la potencia del aire acondicionado es la siguiente:

  • Modelo del equipo.
  • Producto.
  • Clase energética: desde G, la menos eficiente, hasta A+++, la más eficiente.
  • Consumo energético anual: se muestra un mapa con una zona cálida, una media y una fría.
  • Potencia eléctrica (kW).
  • Potencia de refrigeración (kW).
  • Ratio de eficiencia energética en frío (SEER): divide la potencia eléctrica del equipo entre la eficiencia.
  • Potencia térmica o calorífica (kW): potencia que necesita el equipo para ofrecer una temperatura confortable.
  • Coeficiente de rendimiento en calor (SCOP): lo mismo que el SEER pero para calefacción.
  • Nivel de ruido: tanto de la unidad exterior e interior.

¿Cómo elegir la potencia que se adapta a nuestras necesidades?

Lo primero que necesitas para elegir un aparato que se adapte a tu potencia energética es calcular las frigorías del aire acondicionado, aunque antes debes saber diferenciar entre la potencia térmica y la eléctrica.

¿Potencia térmica o potencia eléctrica?

La potencia térmica hace referencia a la capacidad de refrigeración, o calefacción, del aire acondicionado; por su parte, la eléctrica lo que mide es el consumo eléctrico producido. La potencia térmica se mide en kilocalorías (kc) y, en los sistemas de refrigeración, en frigorías.

Por su parte, la potencia eléctrica suele ser menor que la térmica, pues se refiere al máximo que puede alcanzar el equipo para refrigerar, y se expresa en Kilowatios, o kW.

Fórmula para calcular las frigorías

Saber cómo calcular las frigorías de un aire acondicionado es fundamental para elegir el mejor sistema de refrigeración para tu vivienda. Para hacerlo, lo único que tienes que conocer es el espacio que quieres climatizar. Como base utilizaremos 100 frigorías por cada metro cuadrado; de esta forma, para una habitación de unos 15 metros cuadrados se necesitaría un aparato de 1.500 frigorías/h.

Una vez tengas esta cantidad, debes saber que 1 frigoría/h equivale a 1,163W; es decir, el aparato anterior de 1.500 frigorías/h equivaldría a 1,75 kW.
Pareja con aire acondicionado en la vivienda

Tabla de potencias del aire acondicionado

Si vas a adquirir un aire acondicionado y no sabes la potencia del aire acondicionado que necesitas, a continuación te mostramos una tabla que puede servirte de guía y te ayudará a elegir el aparato perfecto según tu superficie a enfriar.

Superficie a enfriar (en m2) Potencia del aire acondicionado (en kW)
9 – 15 1,5
15 – 20 1,8
20 – 25 2,1
25 – 30 2,4
30 – 35 2,7
35 – 40 3
40 – 50 3,6
50 – 60 4,2

Factores que influyen en el cálculo de la potencia frigorífica

A continuación te mostramos los principales factores que influyen en el cálculo de la potencia del aire acondicionado:

  • Superficie de la habitación.
  • Orientación de la casa.
  • Número de aparatos electrónicos conectados.
  • Clima de la región.
  • Humedad del ambiente.
  • Aislamiento térmico del edificio.

Por qué es importante que el aire acondicionado tenga las frigorías adecuadas

Es uno de los aspectos más importantes antes de adquirir un aire acondicionado y que, generalmente, suele pasar desapercibido. Escoger un aire acondicionado con las frigorías adecuadas es sinónimo de un mayor ahorro energético, tanto a medio como a largo plazo.

Si el modelo no tiene la suficiente potencia es posible que, con la llegada del verano, te veas en la obligación de mantener el airea acondicionado conectado todo el día y, a pesar de ello, tu estancia no estará totalmente refrigerada. Esta decisión te supondrá un ahorro en la compra inicial pero, en muy poco tiempo, estarás pagando más dinero del necesario.

Por el otro lado, si escoges un modelo con muchas más frigorías que las que requiere tu vivienda, lo más habitual es que su consumo sea mayor que el que necesitas; lo más recomendable es que te dejes asesorar por los mejores profesionales que se encargarán de mostrarte los modelos que mejor se adaptan a ti.

Por ello, si deseas adquirir un aire acondicionado pero no sabes qué potencia es la que mejor se adapta a tu vivienda, lo mejor es que te pongas en contacto con Decogas. Nuestros especialistas se encargarán de proporcionarte las mejores opciones al precio más bajo.

Call Now Button