ClickCease

Aire Acondicionado A+++

Los aires acondicionados con etiqueta A+++ son los más eficientes que existen. Os explicamos en detalle en qué consiste esta afirmación y cuáles son sus ventajas.

¿Por qué fijarse en la etiqueta energética?

A la hora de elegir un electrodoméstico, especialmente un equipo de aire acondicionado, es muy importante mirar la etiqueta en la que se detalla la clase energética que le corresponde.

En este sentido, la normativa europea vigente desde 2004, establece un sistema de medición del consumo mucho más fiable que en el periodo previo.

Antes, el sistema de clasificación energética, se basaba en medir el consumo a máxima potencia, lo que no se ajusta al consumo real, tal y como se advierte de forma clara en los equipos invertir (aportan frío y calor), diseñados para adaptar el consumo a las necesidades de cada instante.

Hoy, las clases energéticas lo que hacen es medir el consumo en distintas fases de temperatura ambiente y conforme a las zonas climáticas establecidas. Lo anterior, permite conocer de forma más fiable el consumo medio de un sistema de climatización y valorar si nos conviene o no.

¿Qué es la etiqueta energética?

La etiqueta A+++ se trata de una etiqueta energética, es decir, una etiqueta obligatoria en todos los aires acondicionados desde 2004.

eficiencia energetica aire

Esta debe aparecer en la unidad interior y exterior del sistema de aire acondicionado y ofrece la siguiente información:

  • Clase de producto.
  • Modelo del equipo.
  • Clasificación energética.
  • Consumo anual energético por zona geográfica: estimación media del gasto del equipo en un año, basándose en la normativa actual que especifica las zonas geográficas.
  • Potencia refrigerante:  capacidad de enfriamiento con el equipo a pleno rendimiento.
  • SEER.
  • Potencia calorífica: la aportada en pleno rendimiento, si la tiene, pues todos los equipos no disponen de ella.
  • Eficiencia energética del aire acondicionado estacional en calor.
  • Unidad interior y exterior y su nivel sonoro.

Los coeficientes SEER y SCOP en detalle

La clasificación energética del aire acondicionado que estamos explicando, se mide utilizando estos dos coeficientes: el SEER y el SCOP, en relación a las necesidades de climatización en la temporada de frío (para los equipos que dispongan de bomba de calor) y en la temporada de verano.

Además, se combinan conforme a tres zonas climáticas distintas.

  • SEER o coeficiente de eficiencia energética estacional en frío: sirve  para medir la eficiencia de un sistema de climatización cuando está accionado en modo refrigeración. Lo que se hace para calcularlo es dividir la demanda de refrigeración anual entre el consumo anual de energía en mencionado modo.
  • SCOP o coeficiente de eficiencia energética estacional en calor: como su propio nombre indica, se trata del coeficiente aplicado para medir la eficiencia de un equipo de aire acondicionado cuando este está modo calefacción. Este valor se calcula dividiendo la demanda de calefacción anual entre el consumo anual de energía utilizado en mencionado modo.

Es precisamente el resultado de estas divisiones el que proporciona un coeficiente al cual se le adjudica una clasificación por letras. Aquí, los equipos menos eficientes vienen marcados con la letra G. El equipo más eficiente es el etiquetado con la letra A+++. A este le siguen  A++, A+, A, B, C, D, E y F.

Junto a las letras se encuentran los colores que las acompañan. Aquí, la escala de colores va desde el verde hasta el rojo (de mayor a menor eficiencia).

Importancia de la etiqueta energética del aire acondicionado

Aporta información esencial y verídica del equipo, permitiendo que los datos ofrecidos por las empresas de fabricación y venta sean mucho más fiables.

Ventajas de un sistema de climatización A+++

En los equipos de aire acondicionado A+++ el gasto energético disminuye de forma drástica. Es decir, como la eficiencia energética es la cantidad de energía generada por cada Kw de consumo energético, por cada Kw este genera más energía que el resto

Eficiencia y ahorro energético

Incorpora programas que permiten realizar las funciones de los otros sistemas pero reduciendo de manera notable el consumo.

Puede que el precio sea más alto, pero la factura de la luz se verá reducida, lo que se traducirá en una rápida amortización de la inversión. Con esta etiqueta sabemos que podemos ahorrar hasta un 30% del consumo de energía.

Mayor durabilidad

Que un dispositivo de aire acondicionado tenga un menor consumo que otro y sea más eficiente, suele significar una mayor capacidad de funcionamiento de forma óptima durante más años.

Esto vuelve a traducirse en ahorro y amortización de la inversión. Pues estamos ante productos de mayor vida útil.

Mayor respeto del medioambiente

No hay duda de que con estos aparatos se genera un menor impacto ambiental en todos los sentidos, tanto a nivel de consumo de recursos como de emisiones contaminantes.

Como ves los sistemas de aire acondicionado A+++ son, a medio y largo plazo, la mejor opción a la hora de hacerte con tu sistema de climatización. Si te quedan dudas estaremos encantados de ayudarte a encontrar la mejor opción de climatización para tu caso concreto ¡llámanos!

No se encontraron productos que concuerden con la selección.

Abrir el chat