ClickCease

Es importante prevenir la llegada del invierno para que, cuando llegue, hayas hecho la revisión de tu caldera y la tengas a punto. En el caso de tener una caldera de gas es necesario comprobar su correcto funcionamiento y que no tenga aire en su interior. Por eso, te enseñamos cómo purgar una caldera de gas de forma fácil y sencilla.

¿Cuál es la presión correcta de la caldera?

En la mayoría de las calderas de gas, la presión recomendada se encuentra entre 1’2 y 1’5 bares. Cuando es en frío, la presión suele ser de 1 bar y en caliente de 2 bar.

Comprobar la presión de la caldera

Presiones de agua incorrectas de la caldera

Para comprobar la presión de la caldera, lo que debes hacer es observar el manómetro que refleja las distintas presiones. Cuando está encendida, lo más normal es que la presión suba un poco y baje cuando se enfríe.

Cuando la presión de tu caldera es menor de 0’5 bar existe un problema. Estas calderas llevan un presostato de seguridad que, cuando tu caldera baja de esa presión quedará inactiva.

En el caso contrario, que la caldera sea superior de 3 bar, lo que hay que hacer es abrir la válvula de seguridad para que la presión no suba más. Ya sea por una alta o una baja presión, se pueden producir distintas averías:

  • Baja presión: la caldera se bloquea y deja de funcionar para evitar averías de mayor calibre.
  • Alta presión: la válvula se abre y libera algo de presión. Esto puede deberse por un fallo en el funcionamiento del sistema o porque alguien la haya subido de forma errónea.

Pasos para bajar la presión de la caldera

Si la presión de la caldera se ha incrementado por algún motivo, independientemente de la causa, es necesario bajarla para que esta subida no afecte a la seguridad de la instalación. Para ello, lo mejor es seguir estos pasos:

  1. Cierra la válvula del agua de entrada de llenado: esta acción sirve para garantizar que no se lleve de agua la caldera de forma involuntaria.
  2. Detén tu caldera 3 horas: es fundamental que se enfríe el agua del circuito para que se pueda realizar los ajustes de presión a una temperatura segura.
  3. Purga los radiadores: una un destornillador o una llave
  4. Hazlo las veces necesarias para obtener la presión adecuada.
  5. Comprueba que la presión que aparece en el manómetro es adecuada.
  6. Si la presión se ha reducido mucho: aumenta la presión con la llave de agua de llenado.

Por qué cambia la presión de la caldera

Los cambios de presión de la caldera son muy comunes, especialmente tras el período de verano cuando la caldera no se ha utilizado. El problema es que, al estar la caldera fría, cuando bajan las temperaturas el aire de su interior está frío y ese es más denso y ocupa menos volumen; por ello, ese espacio es ocupado por el agua y es lo que produce esa bajada de presión.

Desde Decogas tratamos de ayudar en la instalación de calderas, termos y aires acondicionados. Tenemos un equipo propio de instaladores especializados, para que no tengas ningún problema. Además, puedes venir a visitarnos a nuestra tienda física cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat