ClickCease

chica usando el termostato del aire acondicionado

Mantener la temperatura del aire acondicionado en el hogar o la oficina es algo esencial para asegurar un óptimo confort y conseguir, además, una mayor eficiencia energética. Y todo se consigue gracias a un termostato que nos ayuda a escoger la temperatura deseada, regular y controlar el aparato cuando alcanza la temperatura deseada. Pero para ahondar más en el aparato, vamos a contaros cómo funciona el termostato en el aire acondicionado.

¿Qué es y cómo funciona un termostato en el aire acondicionado?

El termostato es un aparato que está diseñado para llevar un control más óptimo de la temperatura en el hogar, equipos y electrodomésticos varios cuya temperatura puede variar. En un principio se comenzó a usar en el entorno industrial, pero al final se terminó instaurando en los hogares como parte de los sistemas domóticos.

Hoy en día, se utiliza como un regulador de la temperatura en el hogar y se suele asociar con los sistemas de refrigeración y calefacción para conseguir mantener un estado de confort ideal en casa mediante una temperatura constante.

Habitualmente es un dispositivo de pequeñas dimensiones que contiene una pantalla digital o un dial rotativo (analógico). Sea cual sea el modo de manejo, ayudan a programar de forma precisa la temperatura deseada por el usuario.

Una vez configurado, el aparato comprueba la temperatura ambiente, y en caso de ser necesario, el termostato apagará o encenderá el dispositivo de refrigeración o calefacción para que se logre la temperatura deseada. Esto nos ayuda a conseguir un ahorro energético y un uso más eficiente de los sistemas de climatización.

Los tipos de termostatos

Los termostatos han evolucionado mucho desde que aparecieron en la industria. Hoy en día, podemos encontrar diferentes tipos de estos aparatos.

El termostato mecánico

Es de los modelos originales y está basado en un sistema mecánico que activa y desactiva el circuito eléctrico del compresor o la caldera. Podemos encontrarlos por contacto metálico (dilatación de las varillas metálicas que contiene que, con la temperatura, corta el circuito) o por expansión de gases (tubos de reducido tamaño con gas en su interior que se expanden y contraen ante los cambios de temperatura. Hoy en día apenas se usan.

El termostato digital

Dispone de una pantalla LCD en blanco y negro que nos indica la temperatura de la estancia donde se sitúe el aparato. Son los más usados gracias a su sencillo manejo y su eficacia. El usuario escoge la temperatura que desea y el termostato se encargará de ajustar automáticamente encendiendo o apagando el sistema de climatización.

La mayoría de estos modelos no registran la temperatura exterior y, según sean sus funcionalidades, tendrá un precio mayor o menor.

El cronotermostato

Este aparato, aparte de controlar la temperatura, también programa funciones, días, temperaturas, así como ajustes de encendido y apagado mediante la creación de perfiles. Con este modelo de termostato se consigue un mayor ahorro, ya que nos permite configurar más parámetros para controlar la climatización.

Termostatos inteligentes

Actualmente, han aparecido en el mercado los denominados termostatos inteligentes. Suponen un mayor avance respecto a los cronotermostatos ofreciendo funciones como son el control mediante WiFi, gestión de la climatización mediante app en smartphone desde cualquier parte, programación remota, pantallas táctiles en color y otras funciones interesantes.

termostato pantalla LCD

¿Qué ventajas tiene el termostato en el aire acondicionado?

El ajuste ideal del termostato en el aire acondicionado es aquel que nos permite conseguir la temperatura ideal o confort. Es decir, la temperatura para conseguir satisfacer nuestras necesidades y comodidad. Por ejemplo, lo ideal para una sala de estar es tener una temperatura entre los 19º a 21ºC. Sin embargo, esto dependerá mucho de la persona.

Teniendo en cuenta esto, las ventajas del termostato son:

  • Gestiona de manera sencilla el sistema de climatización.
  • El consumo de energía es menor.
  • Mejora el confort y la comodidad.
  • Minimiza el sobrecalentamiento o el enfriamiento del hogar.
  • Reduce el funcionamiento del aire acondicionado cuando no estemos en casa (reducción entre un 15-20%).
  • El termostato también puede controlar la humedad del ambiente si el aire acondicionado dispone de función de deshumidificación.

Consejos para ahorrar energía con el aire acondicionado

Ahora que sabemos las ventajas del aire acondicionado, también vamos a indicar qué otros consejos podemos llevar a cabo para ahorrar energía con nuestro aire acondicionado. Algunos de ellos pueden hacernos ahorrar hasta un 60% de consumo.

  • Apagar la refrigeración o la calefacción cuando no estemos en la estancia o el hogar.
  • Mantener una temperatura entre los 20 a 23ºC.
  • Situar el termostato en lugares lejos de fuentes de calor para que su funcionamiento sea más eficiente.
  • Evitar los escapes de calor o frío en las estancias.
  • Hacer un mantenimiento correcto del aire acondicionado y el termostato para evitar errores que hagan gastar más energía.

Como hemos podido ver, el termostato es una opción ideal para instalar junto a nuestros sistemas de climatización. Conociendo cómo funciona el termostato en el aire acondicionado nos aseguramos ahorrar en consumo energético y tener un mejor control de la temperatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *