ClickCease

Es fundamental disponer de un sistema de tuberías en perfecto estado en tu caldera de gas para que el agua llegue limpia a tu vivienda. Además, por estos elementos tiramos el agua residual que queda cuando lavas los platos; por ello, es muy importante saber cómo quitar la cal de la caldera.

¿Por qué se obstruyen las tuberías con la cal?

La cal obstruye las tuberías debido a la dureza del agua de la zona en la que te encuentres. Esto ocurre porque este agua dura tiene un alto índice de minerales, lo que provoca que se produzcan muchas rocas en el líquido, conocidas como cal. Este agua se filtra en la tubería y puede provocar muchos problemas.  

Cómo quitar la cal de la tubería de la caldera

¿Cómo se origina la cal?

La cal es una sustancia alcalina, de origen natural, compuesta de magnesio y calcio. Suele ser de color blanco, o ligeramente gris, dependiendo de la dureza del agua. Los riesgos para la salud son muy bajos pero su presencia obstruye las tuberías e impide el correcto funcionamiento de tu caldera; por ello, es fundamental eliminar la cal para prevenir los atascos en las tuberías.

Es común que este problema ocurra en los sistemas de calefacción; por ello, lo más recomendable es disponer de una buena caldera de condensación fabricada con los mejores materiales.

Proceso de limpieza de cal de un sistema cerrado de calefacción

Cómo quitar la cal de la caldera es un proceso sencillo, aunque es recomendable que sea realizado por un profesional. Este procedimiento debe realizarse en un sistema cerrado y cuando la caldera esté apagada. El técnico se encargará de conectar la caldera a una bomba de agua para bombear un líquido de limpieza por todo el sistema durante una hora. Para ello, se conectan los tubos de agua caliente y fría a la bomba y se introduce este líquido en tu caldera.

Métodos para descalcificar tuberías

Como hemos dicho, lo mejor es que un profesional realice esta tarea. Aún así, puedes quitar la cal de la caldera tú mismo con los trucos caseros que te explicamos a continuación; además, estos métodos son perfectos para limpiar tus tuberías regularmente y prevenir estas obstrucciones.

Bicarbonato y vinagre

El vinagre blanco y el bicarbonato contienen unos compuestos químicos ideales para la limpieza. Este método es muy efectivo para aquellas obstrucciones leves; por ejemplo, cuando el agua no fluye rápidamente. Lo que debes hacer es verter medio vaso de bicarbonato de sodio en la tubería.

Después, cuando el bicarbonato se encuentra acumulado en la zona, tienes que arrojar un vaso de vinagre blanco. En ese momento, se produce el efecto efervescente encargado de eliminar la cal. Cuando hayas realizado todos estos pasos, tienes que esperar una media hora y verter 3 litros de agua caliente.

Productos químicos

Son más efectivos pero, a la vez, más peligros. Por eso, suelen emplearse por personas con amplia experiencia y capacidad para realizar estas tareas.

Advertencias al emplear productos químicos

Si finalmente vas a utilizar un producto químico para eliminar el sarro y la cal de tu caldera lo mejor es que sigas estos consejos:

  • No mezcles 2 o más productos químicos.
  • Utiliza guantes y mascarillas.
  • Lee todas las indicaciones de uso del producto.
  • Elige un producto que se adecúe al tipo de tubería que tienes.

Quitando la cal de la tubería

Ácido muriático

Es el menos recomendable porque es muy tóxico y puede dañar la salud; eso sí, es muy eficiente quitando la cal de la caldera. Su método de utilización es muy sencillo: disuelve una parte de ácido en 4 de agua y viértelo en la tubería. Es fundamental que utilices gafas, guantes y mascarilla cuando vas a emplear este producto.

Descalcificadores magnéticos

Están pensados específicamente para desincrustar la cal de las tuberías y son más ecológicos y prácticos. A diferencia de los productos químicos, los descalcificadores magnéticos no dañan tu tubería ni son agresivos. El único problema de esta elección es que, con el paso del tiempo, el efecto va disminuyendo y no es el mismo que la primera vez que lo utilizaste.

13 pasos para quitar la cal de las tuberías

El proceso de cómo quitar la cal de la caldera puede realizarse con distintos métodos, como hemos visto antes. A continuación te vamos a explicar el sistema que, según nuestra experiencia, es el más eficaz y económico para realizar esta limpieza.

  1. Compra un buen producto antical: aunque los métodos tradicionales suelen funcionar, lo mejor es adquirir uno específico.
  2. Introduce el producto en las tuberías de agua: debes hacerlo desde la toma de agua caliente ubicada debajo del calentador.
  3. Deja que actúe: espera unos 20 minutos y luego sacalo.
  4. Corta el agua de entrada al calentador.
  5. Suelta el latiguillo de salida de agua caliente del calentador.
  6. Utiliza un difusor de agua: lo más recomendable es verter el producto en el difusor y conectarlo al latiguillo por un tubo y un racor.
  7. Empieza por el grifo más cercano: abre el grifo de agua calienta y bombea el producto en la tubería. En ese momento podrás ver cómo sale el agua del grifo y, cuando empieza a salir el producto, cierra la llave.
  8. Repite esta operación en todos los grifos.
  9. Deja que actúe 20 minutos.
  10. Desconecta el difusor de agua y conecta el latiguillo del calentador: abre la llave de paso para que haya agua.
  11. Comienza por el grifo más alejado: quita el difusor de agua y abre un poco el agua caliente.
  12. Cuando el agua sale transparente cierra el frío: vuelve a repetir la acción en todos los demás, incluida la ducha.
  13. Comprueba que la presión de agua de la caldera ha aumentado.

¿La cal también se puede evitar?

Aunque sea duro reconocerlo, no, no se puede evitar el surgimiento de la cal en las tuberías. Lo que se debe hacer es limpiarlas regularmente, para que luego los problemas no sean mayores. Por eso es fundamental que sepas cómo quitar la cal a la caldera de forma efectiva con los métodos que te hemos comentado anteriormente.

Desde Decogas tratamos de ayudar en la instalación de calderas, termos y aires acondicionados. Tenemos un equipo propio de instaladores especializados, para que no tengas ningún problema. Además, puedes venir a visitarnos a nuestra tienda física cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat