ClickCease
Al realizar la instalación de una caldera es necesario ajustarla correctamente, para que su puesta en marcha sea segura. En este post te mostramos cómo regular la potencia de la caldera de tu vivienda.

¿Por qué es importante regular la potencia de la caldera?

Regular la potencia de la caldera es fundamental para que este sistema de calefacción esté adaptado al funcionamiento del quemador, a las necesidades de sus circuitos de calefacción y de agua caliente sanitaria. Regulación de la potencia de la caldera Una regulación óptima de la potencia de tu caldera te permite ahorrar energía y te ayuda a mejorar el medio ambiente. A continuación te mostramos qué permite la regulación de potencia de tu caldera:
  • Controlar las calderas en cascada.
  • Administrar el número de circuitos de calefacción.
  • Controlar cualquier tipo de quemador.
  • Administrar la producción de agua caliente sanitaria.
  • Controlar la instalación a distancia.

Cómo regular la potencia de la caldera

Regular la potencia de la caldera te ayudará a adaptar la temperatura de tu vivienda a tus necesidades, obteniendo el máximo ahorro y confort.
Tener la potencia de la caldera adecuada te permitirá reducir el consumo de gas, ya que calentará la vivienda de forma progresiva y reducirá el número de arranques y de paros. Para regular la potencia, lo que se hace es ajustarla en función de los caudales que necesitas alcanzar en los grifos de tu vivienda, según el número de radiadores que tengas y de acuerdo a las dimensiones del circuito de calefacción. Estos factores determinan la selección de una potencia y tendrá que ser el técnico instalador el encargado de establecerla, antes de poner en marcha tu caldera. Cuando esta potencia queda ajustada, tú podrás ajustar la temperatura del agua caliente y de la calefacción a partir de los mandos externos de control de la caldera. Lo más importante es que la potencia de tu vivienda sea la misma que la de la calefacción; para ello, tienes que sumar la potencia de todos los radiadores y añadirle un 10% de tolerancia. El resultado sería la potencia a la que tienes que regular tu caldera.

¿Cuánto se consume si no se tiene una buena regulación?

La temperatura de la calefacción determina su consumo de energía; para que te hagas una idea, cada 1ºC que aumenta la temperatura del ambiente de tu hogar supone un incremento del consumo de entre un 6 y un 7%, aproximadamente. Realizar un mantenimiento adecuado de tu caldera te ayudará a aumentar su duración y eficiencia energética, permitiendo un ahorro de hasta un 15% en tus facturas. En cualquier caso, las calderas de condensación son las alternativas más rentables, ya que otorgan entorno al 25/30% de ahorro en el consumo energético y permite reducir un 70% las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2). En definitiva, lo más recomendable para regular la potencia de la caldera es que te pongas en manos de profesionales, como los que trabajan en nuestra tienda online; de esta forma, sabrás que tendrás la instalación más segura, duradera y profesional, con la potencia adecuada a tu vivienda.
Desde Decogas tratamos de ayudar en la instalación de calderas, termos y aires acondicionados. Tenemos un equipo propio de instaladores especializados, para que no tengas ningún problema. Además, puedes venir a visitarnos a nuestra tienda física cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat