ClickCease

¿La presión de tu caldera es muy alta? ¿Se sube sola cuando la enciendes? En este post te mostramos los principales motivos por los que la presión de la caldera sube con la calefacción; también te contamos cómo bajar esta presión.

¿Es normal que suba un poco la presión de la caldera al encenderla?

Si. Lo más normal es que al encender la calefacción, la presión de la caldera suba un poco, aunque siempre se debe mantener en un rango por encima de la presión en frío; en cualquier caso, la presión tiene que mantenerse por debajo de 3 bares, para que no se abra la válvula de seguridad.

La presión de la caldera sube con la calefacción En óptimas condiciones, la presión de la caldera puede subir con la calefacción a 1,8 y 2 bares; si llega hasta 3 bares, esto hará que se abra la válvula de seguridad y es señal inequívoca de que hay un problema con el vaso de expansión.

¿Por qué la presión de la caldera sube con la calefacción? Motivos

Uno de los principales motivos por los que la presión de la caldera sube con la calefacción es porque el vaso de expansión, encargado de absorber el exceso de presión, no está actuando de forma adecuada. Antes de nada, lo primero que debes comprobar es si la llave de llenado está bien cerrada, ya que puede estar abierta y que por eso la calefacción gotee o pierda agua. En este caso, lo más recomendable es purgar un radiador cualquiera y saques agua; de esta forma, bajarás la presión del circuito.

A continuación te mostramos los principales motivos por los que se produce un aumento de la presión de la caldera:

  • Membrana de vaso de expansión picada: se ha producido un agujero en la goma o la membrana que hacen que el vaso pierda la capacidad de expansión y, por ello, el sistema de calefacción pierde agua por la válvula de seguridad al poco tiempo de encenderlo. En este caso, lo más recomendable es llamar a un técnico que pueda sustituir el vaso de expansión por uno nuevo.
  • Pérdida total o parcial de la presión del nitrógeno: el depósito de expansión ha perdido toda la capacidad de absorción, lo que provoca que se abra excesivamente la válvula de presión, lo que puede ser peligroso. Lo mejor es que un técnico se encargue de introducir presión por un obús, una pieza que, con una carga de nitrógeno, se encarga de introducir esa presión correcta.

Lo primero que tienes que hacer es saber cuál es el motivo por el que la presión de la caldera sube con la calefacción. Para ello, lo mejor es que pulses el pistón del obús, similar al de la rueda de una bicicleta; si sale agua lo que ocurre es que la membrana está picada. En cambio, si no sale nada o se escucha aire a presión, lo que pasa es que la caldera necesita más presión.

La presión de la caldera sube estando apagada

También puede ocurrir que la presión de la caldera suba incluso cuando está apagada; estos son los principales motivos por los que esto pasa:

  • Grifo de llenado roto: suele ser la avería más habitual; lo que ocurre es que el grifo de llenado se encuentra en mal estado y cuando lo cierras entra agua en el circuito de calefacción, lo que provoca la subida de presión de la caldera.
  • Intercambiador de presión defectuoso: esto provoca que el circuito de calefacción y el agua sanitaria ACS se comuniquen y aumente la presión. La temperatura del agua que suele entrar en el circuito primario está entre 1 y 1,5 bar en frío; en cambio, la que se encuentra en la red sanitaria suele estar a 5 bar de presión. La comunicación de estos dos circuitos por avería hará que aumente la presión que tiene menos temperatura, abriendo la válvula de seguridad. En estos casos, lo mejor es cerrar la llave de entrada de la caldera y avisar al servicio de reparaciones, para que sustituyan el intercambiador.

Reparación

Lo más recomendable es que, si la presión de la caldera sube demasiado, te pongas en contacto con un técnico especialista, que tenga la homologación como Agente de Puesta en Marcha, Mantenimiento y Reparación (APMR); además, es imprescindible que disponga del carnet de instalador de gas autorizado. Debes evitar reparar tú mismo, o manipular, la caldera, o que lo haga alguien que no sea profesional, ya que puede ser peligroso. Ahora que ya sabes los principales motivos por los que la presión de la caldera sube con la calefacción, si ves que tu sistema de calefacción aumenta considerablemente su presión no dudes en comprobar cuál es el motivo y ponerte en contacto con profesionales, para evitar problemas mayores y garantizar en todo momento la seguridad de la vivienda.

Desde Decogas tratamos de ayudar en la instalación de calderas, termos y aires acondicionados. Tenemos un equipo propio de instaladores especializados, para que no tengas ningún problema. Además, puedes venir a visitarnos a nuestra tienda física cuando quieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat